Indice Paises

sábado, 20 de agosto de 2016

Uno de los tres paisajes más hermosos de Japón: Miyajima (宮島)

Día 14 de agosto 

Elevándose desde el mar, el O-Torii, la Gran Puerta, coloreada de rojo, con sus 16 metros de altura, se puede apreciar incluso desde el embarcadero de la vecina Miyajimaguchi. Se levanta delante del gran santuario de Itsukushima a la deidad del mar. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996.


Partimos desde Osaka en tren a Hiroshima, donde queríamos ver el Parque de la Paz. Impresiona ver de cerca los restos del edificio con su cúpula de acero, que han mantenido como símbolo de la destrucción y masacre que el 6 de agosto de 1945 produjo la primera bomba atómica. Se calcula que la bomba estalló a unos 600m de altura sobre este edificio y apenas a 150m de distancia. En los alrededores del edificio y en el parque anexo se respira un aire de silencio y respeto. Hay un museo, al que se accede desde una explanada con una fuente en la que está la llama de la paz, que se mantendrá encendida hasta que no quede ninguna arma atómica en el mundo. El Parque de la Paz es Patrimonio de la Humanidad desde 1996.

Cúpula Genbaku
Cúpula Genbaku

Tras cruzar en el Ferry cercano a la estación de Miyajimaguchi, llegas al pueblo de Miyajima, pequeño y muy orientado ahora al turismo y a las pequeñas artesanías (son famosas sus cucharas de madera y sus galletas con forma de hoja de arce rellenas). En unos diez minutos paseando por la orilla del mar, encuentras el templo, enmarcado entre montañas, y con el O-Torii en medio del agua, sirviendo de entrada. O en la playa, si vienes con marea baja. Esta imagen es una de las más características de Japón y seguro que lo habréis visto siempre asociado a las campañas de turismo de este país.

O-Torii con marea mediaO-Torii con marea media

El templo, todo pintado de rojo, se encuentra sobre la playa, sobre pilotes de madera, y queda rodeado en marea alta. Es lo más apropiado, ya que el templo está dedicado a la deidad del mar. Fue construido alrededor del 593 y remodelado con su actual apariencia en 1168. Todos los templos, cuartos de música, teatro y capillas se encuentran conectados por pasillos hasta un total de 300 metros. Todo el conjunto es Patrimonio de la Humanidad en 1996.
Templo en Miyajima

Este ha sido nuestro pequeño lujo asiático en Japón. Pasar una noche en esta isla es un privilegio, ya que con las mareas se puede apreciar cómo el agua se retira dejando a la vista la playa y puedes andar hasta el mismo Torii. Y luego ver de nuevo subir el mar hasta dejar el santuario rodeado por el agua.
Atardecer en el O-Torii de Miyajima

Aparte del templo, podéis ver una pagoda de cinco pisos, del siglo XV, de 28 metros de altura, mezcla de estilos japoneses y chinos. Está muy cerca del santuario. No tiene pérdida.
Templo de Miyajima y Pagoda

Y una curiosidad: en la calle principal está la paleta de arroz más grande del mundo, de madera de olmo de 270 años de antigüedad, 2,7 metros en su punto más ancho y 7,7 metros de largo. Dicen que pesa dos toneladas y media....¡no quisimos preguntar cómo de grande tenían pensado hacer el recipiente para el arroz donde meter esta cuchara!

Cuchara de arroz gigante de Miyajima

La propia isla es, en sí misma, un gran templo y se considera una reserva natural. Es habitual ver ciervos sika en la zona del templo y del pueblo "acosando" a los turistas para que les den comida. Aquí se les considera más peligrosos que en Nara, porque esos son más "salvajes", aunque, en realidad, nos han parecido solo un poco más insistentes pidiendo comida. En la parte alta cercana a la cumbre del Monte Misen hay otros templos también visitables. Se puede subir al monte Misen, de 533 metros, y en el que en un día despejado se pueden ver varias islas, aunque en teleférico solo se puede llegar a los 423 metros. Tampoco hemos subido esta vez porque se puso a llover a media tarde.

Ciervo Sika

Para terminar, aunque nos habían dicho que lleváramos comida antes de ir a la isla, el turismo debe haber cambiado esto y hay varias decenas de restaurantes y puestos de comidas, de ostras a la parrilla, cafés, etc. Es verdad que no vimos supermercados, por lo que el precio de las cosas sube. Tenedlo en cuenta si tenéis presupuesto ajustado. En cualquier caso, esta vez teníamos la cena y el desayuno incluidos en el hotel. Ambas comidas al estilo japonés a juego con la habitación de tatami y cama de futón. Nos sirvieron la sabrosa cena en la habitación a la hora que solicitamos y pudimos disfrutarla vistiendo las yukatas que nos tenían preparadas. Como os decíamos, ha sido nuestro lujo de Japón.


Miyajima Sea Side Hotel

Cena en el Miyajima Sea Side Hotel



Datos prácticos:
Taquillas: como en todas las estaciones importantes, hay taquillas en la estación de tren y en la de Ferry, por lo que si vais a pasar el día no es necesario que carguéis con todo el equipaje hasta la isla. Cuestan 400¥ (3,60€)
Ferry de JR: está incluido en el JR Pass. El horario es cada diez minutos aproximadamente desde primeras horas de la mañana hasta bien entrada la noche. Hay otra compañía que hace el mismo trayecto justo al lado.
Entrada al templo: 300¥ (2,70€) en marea baja y 500¥ (4,51€) en marea alta ¿será que se paga un plus por si te tiene que echar un salvavidas si no sabes nadar?. En serio, parece que la foto con el agua es más espectacular y claro, los monjes han considerado poner un recargo a la donación de entrada.
Miyajima Seaside Hotel. Lejos de la zona turística, pero tienen un shuttle que te lleva y te trae desde el embarcadero del Ferry, con un horario lo suficientemente amplio como para que esto no resulte un inconveniente. Habitaciones estilo tradicional japonés, de tatami. Cena de lujo. Onsen (baños termales) y zona de recreo. Teníamos vistas a la playa y a los ciervos.

8 comentarios :

  1. Como cambian las cosas en 7 años!!! Que yo recuerde la cuchara no existía y los ciervos no pedían comida :)
    Qué bonito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que deben haber cambiado por lo que dices, María. Es verdad que había menos ciervos que en Nara pidiendo comida, pero cerca de la entrada del templo los había. También venden galletas, pero en este caso con forma de hoja de arce.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Supongo que haréis una parada más grande en Hiroshima. Tenéis que ver el Castillo, reconstruído igual que el original en madera. Buenas vistas de la ciudad desde él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que no estaba en el plan, Jesús. Lo anotamos para otra ocasión.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Os podéis hacer un llavero con la cuchara. Un abrazo y seguir así.

    ResponderEliminar
  4. Qué isla tan bonita, la verdad que tiene que merecer la pena pasar la noche allí como decís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosa, Pauli. Y por la noche parece ser que merece la pena pasear un rato, ya que iluminan el templo y el pueblo está más tranquilo al haberse ido la mayoría de turistas. Nosotros no lo hicimos debido a la tormenta, pero nos hubiera gustado.
      Besos

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.