Indice Paises

miércoles, 24 de agosto de 2016

Tokio: cierre y un sayonara que es Hasta pronto

Días 17, 19 y 20 de agosto

Pescado en el mercado Tsukiji
En nuestros últimos días en Tokyo hemos descubierto algunos puntos interesantes aunque menos conocidos de esta ciudad. No queríamos ver la parte "digital" sino su parte histórica, empezando por el Kilómetro Cero de las carreteras, pasando por sus mercados de pescado y pequeños barrios que conservan aún el sabor del antiguo Japón.

Seguro que no os habías preguntado dónde está el kilómetro cero de las carreteras de este país. Aunque está un poco escondido cubierto de una maraña de autopistas elevadas, podéis llegar al puente de Nihombashi donde justo en el centro, protegido por dos dragones en las balaustradas laterales del puente, veréis en el suelo la placa conmemorativa del
Kilómetro Cero de Japón
Kilómetro Cero de Japón
Kilómetro Cero que es el punto de referencia, no sólo las carreteras, sino también las líneas férreas. Nosotros pudimos sacar una foto de esa placa aprovechando que no venía ningún coche en ninguna dirección durante unos momentos pero, si no tenéis esa suerte porque es peligroso, hay una réplica en una de las esquinas del puente justo al lado de las Galerías Mitsukoshi. Tanto la placa original como el puente están declarados Patrimonio Nacional de Japón, y es un puente con una historia larga y azarosa, que ha sido quemado, destruido o bombardeado en numerosas ocasiones desde que se construyó en 1603 por primera vez en madera como parte de la ruta Tōkaidō del Periodo Edo.

También fuimos al Mercado de Pescado Tsukiji para ver los tradicionales puestos. Era tarde para ver la subasta pero pese a ello nos acercamos a descubrir una zona animada de puestos callejeros llena de locales y de turistas. Muchos. Pero se puede apreciar la cantidad de diferentes pescados y de verduras de la zona, incluso se puede probar en algunos de ellos pequeñas porciones. Diferentes sabores y olores nuevamente.



Estuvimos también en el barrios antiguo de Yanaka Ginza cercano a la estación de Ueno y de su parque, donde aún se pueden ver pequeñas casas de estilo japonés antiguo junto a tiendas callejeras y, al final de la calle, una escalera donde dicen que todos los gatos de Tokyo se reúnen, aunque no hemos visto ninguno.

Luego nos acercamos a la orilla del río Sumida, en Asakusa, para ver el Skyline de la Torre de Tokio con el edificio de la llama dorada, diseñado por Philipe Starck para la sede de la compañía cervecera Ashaji. En realidad no es una llama, sino que pretende imitar la espuma de una cerveza.

Ya de noche, decidimos cerrar la etapa japonesa de nuestro viaje alrededor del mundo, repitiendo la visita al templo de Asakusa y sus alrededores, que estaba al lado de nuestro hotel, pero ahora de noche, para disfrutar de su iluminación exterior y de la ausencia casi completa de visitantes. La zona alrededor del templo está llena de restaurantes locales y zonas de comida callejera y, al ser viernes noche, llenas de gente tomando platos y cervezas en las mesas de las terrazas de los bares, hablando igual de alto que nosotros, y es que dicen que los japoneses son muy callados y modosos hasta que toman la segunda cerveza yque se desinhiben. En nuestro parecer, ¿qué ser humano de cualquier raza no lo hace?


Datos prácticos:
Todo gratis en esta entrada de Tokio, salvo el transporte en metro y autobús.

Autobus al aeropuerto Narita: coste  1000¥ (9€) por persona. Un truco para ahorrar caminatas y escaleras, sobre todo si como en nuestro caso llovía, es que el autobús Access Narita con destino al aeropuerto sale de Ginza Station, y entre las salidas del metro C4 y C5  de la línea naranja de Ginza hay un ascensor que lleva justo a la parada. El ascensor está frente al Starbucks dentro del metro. Creemos que es mejor no tomar el autobús en la estación de Tokio Central aunque sea la parada más grande, porque empieza a recoger personas en Ginza y después va a Tokio Central, donde se monta mucha gente. Si te subes en Ginza te aseguras de tener plaza sin tener que esperar al siguiente bus. 

7 comentarios :

  1. Muy impactantes los relatos japoneses comparados con los más visuales africanos...Cuantos tópicos estáis tirando por tierra en vuestra experiencia?? La de los ruidosos japos chispazos es muy ilustrativa...
    Buena entrada en el próximo destino...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unos cuantos tópicos, Egabrense, es cierto. Igual eran ciertos hace años, pero ahora no. Será la globalización ....

      Eliminar
  2. Me tengo que pone al día de todos vuestros post de japón...
    Ahora, a por el siguiente reto pareja.... Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te gustan, Alicia.

      Gracias por los ánimos.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Cuantas diferencias etnicas en cada destino. Gracias por compartirlas con nosotros.
    Esperando el nuevo destino. Besosssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corea te va a gustar, Pauli. A nosotros nos está sorprendiendo gratamente.
      Besos

      Eliminar
  4. Otra etapa más. Muy guapos los videos. No me extraña que vengan a España aprender flamenco.... les va. Ahora voy a por el de Corea. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.